CONTAMOS CON UNA LISTA DE ANÁLISIS Y TEMAS FISCALES A LOS QUE PUEDES ENTRAR SIN NINGÚN CO$TO.

Sólo con REGISTRARTE podrás consultar estos documentos, compartirlos en redes sociales y recibir noticias de nuestros eventos.

¿Registro por Primera vez?

LA CONTABILIDAD Y SU CALIDAD PROBATORIA PARA FINES TRIBUTARIOS

Publicado el 19 Nov a las 02:18h

 

 www.gmcapacitacion.com

     

FOTO LRDG 2    Por: LD y MDF Luis Raúl Díaz González

 

En los últimos meses, hemos visto como la autoridad fiscal sin razón alguna rechaza y deja de valorar la contabilidad de los contribuyentes, a pesar de que la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente ha sostenido que ello es incorrecto, por la importancia del tema haremos cinco comentarios al respecto:

Primero.– El Código de Comercio fija el deber de llevar contabilidad y por extensión otros contribuyentes no empresarios la llevan por similitud, dadas sus ventajas, veamos:

Artículo 16. Todos los comerciantes, por el hecho de serlo, están obligados:

I. Derogada.

II. A la inscripción en el Registro público de Comercio, de los documentos cuyo tenor y autenticidad deben hacerse notorios;

III. A mantener un sistema de Contabilidad conforme al Artículo 33; 

…………………………………………………………………………….”.

Artículo 33. El comerciante está obligado a llevar y mantener un sistema de contabilidad adecuado. Este sistema podrá llevarse mediante los instrumentos, recursos y sistemas de registro y procesamiento que mejor se acomoden a las características particulares del negocio, pero en todo caso deberá satisfacer los siguientes requisitos mínimos:

A) Permitirá identificar las operaciones individuales y sus características, así como conectar dichas operaciones individuales con los documentos comprobatorios originales de las mismas;

B) Permitirá seguir la huella desde las operaciones individuales a las acumulaciones que den como resultado las cifras finales de las cuentas y viceversa;

C) Permitirá la preparación de los estados que se incluyan en la información financiera del negocio;

D) Permitirá conectar y seguir la huella entre las cifras de dichos estados, las acumulaciones de las cuentas y las operaciones individuales;

E) Incluirá los sistemas de control y verificación internos necesarios para impedir la omisión del registro de operaciones, para asegurar la corrección del registro contable y para asegurar la corrección de las cifras resultantes.

De esta manera, el comerciante ya sea persona física o colectiva, podrá tomar decisiones para el futuro, ya que sabe la manera en que le ha ido, como está y puede planear cuestiones tales como:

  1. Invertir en equipos y nuevas tecnologías;
  2. Expandir su campo de acción;
  3. Abarcar nuevos mercados; y
  4. Crecer como negocio y obtener mayores utilidades.

Veamos que debe entenderse por contabilidad, según estas opiniones judiciales:

No. Registro: 188,645

Tesis aislada

Materia(s): Administrativa

Novena Época

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

Tomo: XIV, Octubre de 2001

Tesis: VI.2o.A.12 A

Página: 1103

CONTABILIDAD DE LOS CONTRIBUYENTES, DOCUMENTOS QUE FORMAN PARTE DE LA (INTERPRETACIÓN DEL ARTÍCULO 53, INCISO A), DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN). La contabilidad, conforme al Diccionario Jurídico Espasa (Fundación Tomás Moro, página doscientos treinta y siete, 1991) “Es un instrumento auxiliar del comercio que permite conocer la marcha de las operaciones mercantiles, la situación de los negocios, el rendimiento de los mismos y la previsión de futuros resultados de la actividad comercial. El interés de los acreedores, del propio Estado (impuestos) y las congruentes exigencias de orden público (supuesto de la quiebra) condujeron a declarar obligatoria la contabilidad diaria de las operaciones mercantiles y a regular esta materia con normas jurídicas de carácter necesario. …”, concepto que aunado al contenido del artículo 53, inciso a), del Código Fiscal de la Federación, permite concluir que la documentación comprobatoria de los asientos respectivos que aparecen en los libros que al efecto llevan los contribuyentes, y los comprobantes de haber cumplido con las disposiciones fiscales, forman parte de aquélla, sin que obste que el precepto en mención no enumere detalladamente, como si se tratara de un catálogo, los documentos que forman parte de la contabilidad de un contribuyente.

 SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL SEXTO CIRCUITO.

 Amparo directo 7/2001. Arnulfo Ayala Ayala. 1o. de febrero de 2001. Unanimidad de votos. Ponente: Omar Losson Ovando. Secretaria: Elsa María López Luna.

Tipo de Documento: Tesis Aislada

Séptima Época

Instancia: Primera Sala Regional de Oriente del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa

Publicación: No. 1 Agosto 2011

Página: 171

NORMAS DE INFORMACIÓN FINANCIERA.- PUEDEN SER UTILIZADAS POR LAS AUTORIDADES FISCALES COMO SUSTENTO DE SUS DETERMINACIONES.- De conformidad con lo dispuesto por el artículo 28 del Código Fiscal de la Federación, es obligación de los contribuyentes llevar contabilidad; mientras la Sección III del Capítulo II del Reglamento del Código Fiscal de la Federación, establece en qué consiste la contabilidad y los métodos y requisitos de su manejo por los contribuyentes. En términos generales, la contabilidad es la disciplina que se encarga de determinar, medir y cuantificar los factores de riqueza de las empresas, con el fin de servir para la toma de decisiones y control, presentando la información, previamente registrada, de manera sistémica y útil. La contabilidad es una técnica porque trabaja con base en un conjunto de procedimientos o sistemas para acumular, procesar e informar datos útiles referentes al patrimonio. Esto lleva a concluir con toda lógica, que la técnica de la contabilidad debe reunir aspectos armónicos o compartidos, para lograr una uniformidad de todos los que la dominan, que permita su comparación y revisión. En vinculación de lo anterior, el Consejo Mexicano para la Investigación y Desarrollo de Normas de Información Financiera, A.C., es un organismo independiente en su patrimonio y operación, constituido en dos mil dos, por entidades líderes de los sectores público y privado que tiene entre otros, el objetivo de desarrollar normas de información financiera, transparentes, objetivas y confiables relacionadas con el desempeño de las entidades económicas y gubernamentales, que sean útiles a los emisores y usuarios de la información financiera, así como llevar a cabo los procesos de investigación, auscultación, emisión y difusión de las normas de información financiera, que den como resultado información financiera comparable y transparente a nivel internacional y lograr la convergencia de las normas locales de contabilidad con normas de información financiera aceptadas globalmente. Por lo que, si bien es cierto, las normas de información financiera emitidas por el Consejo Mexicano para la Investigación y Desarrollo de Normas de Información Financiera, A.C., no son de carácter legal y por lo tanto no pueden formar parte de la fundamentación de los actos de la autoridad, ni resultan obligatorias para los contribuyentes, se trata de normas consuetudinarias relativas a la técnica contable, que permiten la uniformidad, comparación y verificación de quienes la dominan. En otras palabras, el Código Fiscal de la Federación establece con toda precisión que los contribuyentes deben llevar contabilidad, mientras que las normas de información financiera, son las reglas consuetudinarias que preferentemente debe acatar esa técnica. Entonces, queda claro que la autoridad sí puede citar como parte de las consideraciones que le llevaron a emitir una liquidación, que la contabilidad no se apegó a las normas de información financiera.

            Así las cosas, a la autoridad fiscal le importa la contabilidad de los contribuyentes, pero resulta que la Legislación relativa no precisa un concepto de contabilidad para efectos fiscales, lo que ha propiciado que el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, de una manera aberrante, sin fundamento legal, ni doctrinal alguno, haya sostenido:

VII-CASA-V-44

CONTABILIDAD, CONCEPTO Y EFECTOS CONFORME AL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN Y SU REGLAMENTO.- La contabilidad en materia tributaria se define como el conjunto de sistemas y métodos que los contribuyentes están obligados a utilizar para la clasificación, ordenación y registro de los actos o actividades que producen movimiento o modificaciones en su patrimonio y que son tomados en cuenta por las leyes fiscales para el pago de los impuestos. Lo anterior se advierte del Código Fiscal de la Federación, concretamente en el artículo 28, en el cual se recogen los principios contables de objetividad y veracidad al señalar que los registros contables están integrados por la documentación correspondiente. En ese sentido, el concepto de contabilidad se integra por los sistemas y registros contables que señala el Reglamento del Código Fiscal de la Federación con los requisitos que este establece. De esta manera, acudiendo a los preceptos que regulan la integración de la contabilidad, y en específico a los artículos 28, fracción I del Código Fiscal de la Federación y 26, fracción I de su Reglamento, se colige que los registros deben apoyarse en los documentos que los amparen, pues son parte integrante de los mismos. Es por ello que, atendiendo a los principios que norman a la contabilidad y en específico al de veracidad y objetividad de la misma, es requisito necesario que los registros se encuentren soportados por la documentación correspondiente, pues la contabilidad al expresar los movimientos o modificaciones en el patrimonio del contribuyente, esto es, al indicar hechos económicos derivados de transacciones comerciales, las mismas transacciones se reflejan documentalmente.

Juicio Contencioso Administrativo Núm. 315/14/QSA-5.- Expediente de Origen Núm. 514/14-10-01-7.- Resuelto por la Quinta Sala Auxiliar del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, el 5 de agosto de 2014.- Sentencia: por mayoría de votos.- Tesis: por unanimidad de votos.- Magistrado Instructor: Rolando Javier García Martínez.- Secretario: Lic. Fabián Alberto Obregón Guzmán.

R.T.F.J.F.A. Séptima Época. Año IV. No. 40. Noviembre 2014. p. 694.

            Como se aprecia, existe una gran ignorancia en ese tipo de opiniones, dado que los tributos no solo gravan el ingreso, sino que gravan el consumo, el patrimonio o el gasto, por citar algunos ejemplos.

Segundo.- Otro gran problema, lo constituye la forma de integrar la contabilidad, ya que el Código Fiscal de la Federación y su Reglamento, indican cuales son los elementos a considerar; a lo que debemos agregar lo que señalan las reglas de carácter general emitidas por la vía administrativa.

Código Fiscal de la Federación.

“Artículo 28.- Las personas que de acuerdo con las disposiciones fiscales estén obligadas a llevar contabilidad, estarán a lo siguiente:

 I. La contabilidad, para efectos fiscales, se integra por los libros, sistemas y registros contables, papeles de trabajo, estados de cuenta, cuentas especiales, libros y registros sociales, control de inventarios y método de valuación, discos y cintas o cualquier otro medio procesable de almacenamiento de datos, los equipos o sistemas electrónicos de registro fiscal y sus respectivos registros, además de la documentación comprobatoria de los asientos respectivos, así como toda la documentación e información relacionada con el cumplimiento de las disposiciones fiscales, la que acredite sus ingresos y deducciones, y la que obliguen otras leyes; en el Reglamento de este Código se establecerá la documentación e información con la que se deberá dar cumplimiento a esta fracción, y los elementos adicionales que integran la contabilidad.

…………………………………………………………..”.

Reglamento del Código Fiscal de la Federación.

Artículo 33.- Para los efectos del artículo 28, fracciones I y II del Código, se estará a lo siguiente:

A.Los documentos e información que integran la contabilidad son:

I. Los registros o asientos contables auxiliares, incluyendo el catálogo de cuentas que se utilice para tal efecto, así como las pólizas de dichos registros y asientos;

II. Los avisos o solicitudes de inscripción al registro federal de contribuyentes, así como su documentación soporte;

III.    Las declaraciones anuales, informativas y de pagos provisionales, mensuales, bimestrales, trimestrales o definitivos;

IV. Los estados de cuenta bancarios y las conciliaciones de los depósitos y retiros respecto de los registros contables, incluyendo los estados de cuenta correspondientes a inversiones y tarjetas de crédito, débito o de servicios del contribuyente, así como de los monederos electrónicos utilizados para el pago de combustible y para el otorgamiento de vales de despensa que, en su caso, se otorguen a los trabajadores del contribuyente;

V. Las acciones, partes sociales y títulos de crédito en los que sea parte el contribuyente;

VI. La documentación relacionada con la contratación de personas físicas que presten servicios personales subordinados, así como la relativa a su inscripción y registro o avisos realizados en materia de seguridad social y sus aportaciones;

VII.  La documentación relativa a importaciones y exportaciones en materia aduanera o comercio exterior;

VIII.  La documentación e información de los registros de todas las operaciones, actos o actividades, los cuales deberán asentarse conforme a los sistemas de control y verificación internos necesarios, y

IX. Las demás declaraciones a que estén obligados en términos de las disposiciones fiscales aplicables.

……………………………………..”. 

Una opinión judicial señala:

Registro No. 164552

Localización:
Novena Época
Instancia: Segunda Sala
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
XXXI, Mayo de 2010
Página: 838
Tesis: 2a./J. 56/2010
Jurisprudencia
Materia(s): Administrativa

PRESUNCIÓN DE INGRESOS ESTABLECIDA EN EL ARTÍCULO 59, FRACCIÓN III, DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN. SE ACTUALIZA CUANDO EL REGISTRO DE LOS DEPÓSITOS BANCARIOS EN LA CONTABILIDAD DEL CONTRIBUYENTE OBLIGADO A LLEVARLA, NO ESTÉ SOPORTADO CON LA DOCUMENTACIÓN CORRESPONDIENTE. De la interpretación armónica, literal, lógica, sistemática y teleológica del artículo 59, fracción III, del Código Fiscal de la Federación, se concluye que la estimativa indirecta de ingresos se actualiza cuando el contribuyente no sustenta documentalmente en su contabilidad el registro de los depósitos bancarios, pues el registro contable se integra con los documentos que lo amparen, conforme al artículo 28, último párrafo, parte final, del Código, por lo cual, no basta el simple registro, ya que volvería nugatoria la presunción de ingresos, toda vez que uno de los fines del sistema de las presunciones fiscales en materia de contabilidad, consiste en que todos los movimientos o modificaciones en el patrimonio del contribuyente se registren debidamente, pues dicha contabilidad es la base de las autodeterminaciones fiscales; de esta manera, los registros sustentados con los documentos correspondientes contribuyen a que se refleje adecuadamente la situación económica del sujeto pasivo en el sistema contable.

Contradicción de tesis 39/2010. Entre las sustentadas por los Tribunales Colegiados Segundo en Materias Administrativa y Civil del Décimo Noveno Circuito y Primero en Materia Administrativa del Tercer Circuito. 21 de abril de 2010. Unanimidad de cuatro votos. Ausente: Sergio Salvador Aguirre Anguiano. Ponente: Sergio A. Valls Hernández. Secretaria: Paola Yaber Coronado.

Tercero.- A través de un comunicado la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, denunció cuatro malas prácticas en que las autoridades pueden incurrir cuando revisan en una auditoría la situación fiscal de los contribuyentes:

1.- Expresó que las autoridades omiten realizar pruebas selectivas para revisar la contabilidad y documentos de los contribuyentes. En cambio, solicitan la exhibición exhaustiva que ampare todas las operaciones realizadas por éstos, sin que la Ley establezca tal requisito.

2.- Descalifican en forma genérica la contabilidad y documentación de los sujetos auditados, sin hacer referencia y análisis de las operaciones específicas de éstos que evidencian irregularidades.

3.- Enfatizó que las auditorías no analizan, a través de una revisión de los flujos de las empresas o mediante compulsas con terceros, si efectivamente el patrimonio de los contribuyentes se incrementó.

4.- Por último, añadió que las autoridades no parten de la buena fe de los sujetos auditados y asumen indebidamente que a éstos toca probar que su contabilidad no refleja operaciones apócrifas o simuladas.

Cuarto.- A la fecha, la autoridad tributaria, sin razón ni fundamento, desestiman la contabilidad de los particulares, exigiendo que se demuestren extremos no previstos por la ley, para efectos de la deducibilidad de un gasto; tales como acreditar la materialidad de los actos jurídicos; cerciorarse de que el proveedor cuenta con infraestructura, activos y capacidad para prestar el servicio pactado; entre otros.

La pura contabilidad de un particular hace prueba, bajo los principios de legalidad y buena fe, según se ve de los siguientes dispositivos legales.

Código de Comercio.

Artículo 1295. Para graduar la fuerza probatoria de los libros de los comerciantes, se observarán las reglas siguientes:

I. Los libros de los comerciantes probarán contra ellos, sin admitirles prueba en contrario; pero el adversario no podrá aceptar los asientos que le sean favorables y desechar los que le perjudiquen, sino que, habiendo aceptado este medio de prueba, quedará sujeto al resultado que arrojen en su conjunto, tomando en igual consideración todos los asientos relativos á la cuestión litigiosa;

II. Si en los asientos de los libros llevados por dos comerciantes no hubiere conformidad, y los del uno se hubieren llevado con todas las formalidades expresadas en este Código, y los del otro adolecieren de cualquier defecto ó carecieren de los requisitos exigidos por este mismo Código, los asientos de los libros en regla harán fe contra los de los defectuosos, á no demostrarse lo contrario por medio de otras pruebas admisibles en derecho;

III. Si uno de los comerciantes no presentare sus libros ó manifestare no tenerlos, harán fe contra él los de su adversario, llevados con todas las formalidades legales, á no demostrar que la carencia de dichos libros procede de fuerza mayor, y salvo siempre la prueba contra los asientos exhibidos, por otros medios admisibles en juicio;

IV. Si los libros de los comerciantes tuvieren todos los requisitos legales y fueren contradictorios, el juez ó tribunal juzgará por las demás probanzas, calificándolas según las reglas generales del derecho;

V. Derogada.

Como se aprecia, la información contenida en la contabilidad de un gobernado, sirve para muchas cosas, lo que incluye el ser un elemento demostrativo de los hechos allí consignados.

Debemos ver estas Tesis:

Época: Quinta Época

Registro: 810722

Instancia: Pleno

Tipo de Tesis: Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Tomo XVII

Materia(s): Civil

Tesis:

Página: 453

CONTABILIDAD MERCANTIL. Si los libros del adversario están llevados con todas las formalidades legales, hace prueba contra el colitigante.

Amparo civil directo 1962/23. Beascoa Francisco. 21 de agosto de 1925. Mayoría de seis votos. Disidentes: Jesús Guzmán Vaca, Leopoldo Estrada y Francisco M. Ramírez. La publicación no menciona el nombre del ponente.

 

Época: Quinta Época

Registro: 363879

Instancia: Tercera Sala

Tipo de Tesis: Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Tomo XXXI

Materia(s): Civil

Tesis:

Página: 1001

LIBROS DE LOS COMERCIANTES. El artículo 44 del Código de Comercio no exige que sea parte en el juicio, la persona cuyos libros deben inspeccionarse sino solamente que tenga interés o responsabilidad en el asunto, por tanto, la inspección de libros debe ser admitida como prueba, aun cuando se trate de la contabilidad de una persona ajena al juicio.

Queja en amparo civil 270/30. Hernández Orta Manuela. 16 de febrero de 1931. Unanimidad de cinco, en cuanto a los puntos resolutivos primero, segundo y cuarto, mayoría de cuatro votos, respecto del tercer punto resolutivo, y mayoría de tres votos, en relación con el extrañamiento del Juez Segundo de Distrito. Disidentes: Francisco Barba y Enrique Osorno Aguilar.

 

Época: Quinta Época

Registro: 334947

Instancia: Segunda Sala

Tipo de Tesis: Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Tomo XLVI

Materia(s): Administrativa

Tesis:

Página: 2140

DOCUMENTOS PUBLICOS, HACEN PRUEBA PLENA. Si una autoridad practica diligencias de investigación en los libros de contabilidad de diversas casas o negociaciones y se levantan actas en cada inspección, que son firmadas, tanto por el gerente o encargado de las negociaciones visitadas, como por el inspector especial nombrado al efecto, las copias de dichas constancias, que sean presentadas por la autoridad, hacen prueba plena, por ser documentos públicos; y aun estimando tales documentos como privados, la hacen, si no son objetadas por el quejoso, ni ante la autoridad responsable, ni en el juicio de garantías.

Amparo administrativo en revisión 1677/35. Basurto Luis G. 28 de octubre de 1935. Mayoría de cuatro votos, respecto al tercer punto resolutivo y unanimidad de cinco votos, respecto de los demás. Disidente: José M. Truchuelo. Relator: Jesús Garza Cabello.

Época: Quinta Época

Registro: 328797

Instancia: Segunda Sala

Tipo de Tesis: Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Tomo LXV

Materia(s): Administrativa

Tesis:

Página: 191

LIBROS DE LOS COMERCIANTESLos libros de contabilidad de los comerciantes presentados en los juicios de oposición ante el Tribunal Fiscal de la Federación,constituyen un principio de prueba en favor de aquéllos y una presunción que la autoridad demandada necesita destruir, para demostrar la legalidad de su resolución impugnada.

Amparo administrativo en revisión 7150/39. Compañía Mexicana de Malta, S. A. 4 de julio de 1940. Unanimidad de cinco votos. La publicación no menciona el nombre del ponente.

Época: Quinta Época

Registro: 316801

Instancia: Sala Auxiliar

Tipo de Tesis: Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Tomo CXXV

Materia(s): Administrativa

Tesis:

Página: 1663

LIBROS DE CONTABILIDAD, VALOR PROBATORIO DE LOS, EN MATERIA FISCAL. Si la Sala del Tribunal Fiscal tomo en cuenta el resultado de la prueba pericial que, a su vez, tuvo por base la contabilidad del causante, es inexacta la afirmación de que tal contabilidad carece de valor probatorio, pues la misma Ley del Impuesto sobre la Renta y su reglamento aceptan ese medio de prueba en varias de sus disposiciones, a menos que su contenido pueda resultar falso, y si ni se han objetado por ese concepto los documentos que los peritos tuvieron en cuenta para emitir su dictamen, ni hay prueba que los contradiga, el agravio relativo resulta infundado.

Revisión fiscal 59/50. Secretaría de Hacienda y Crédito Público (“San Alfonso”, S. A.). 24 de agosto de 1955. Unanimidad de cinco votos. Ponente: Felipe Tena Ramírez.

Quinto.- Para concluir, debemos recordar, que cuando la autoridad afirma algo, a ella le corresponde probarlo, bajo las reglas señaladas en el artículo 68 del CF; por ende, no es válido, el tratar de revertir la carga de la prueba al gobernado.

            Hay que ver esta opinión judicial:

Época: Décima Época

Registro: 2009980

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito

Tipo de Tesis: Aislada

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Materia(s): (Administrativa)

Tesis: XI.1o.A.T.49 A (10a.)

RECIBOS DE HONORARIOS MÉDICOS Y DENTALES. SI LA AUTORIDAD DEMANDADA EN EL JUICIO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SOSTIENE QUE EL CONTRIBUYENTE SE CONDUJO CON DOLO O FALSEDAD AL PRESENTARLOS PARA DEDUCIR EL PAGO CORRESPONDIENTE, A ELLA CORRESPONDE PROBAR ESE HECHO. Conforme al criterio normativo de interpretación 77/2010/ISR, emitido por el Servicio de Administración Tributaria -obligatorio para la autoridad hacendaria- las áreas de ese órgano encargadas de recibir y analizar la documentación comprobatoria con la cual los contribuyentes pretendan deducir los pagos por concepto de honorarios médicos y dentales, considerarán que se cumple con el requisito establecido en el artículo 240, último párrafo, del Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta, cuando en aquélla se plasmen los elementos de convicción con que cuente el particular para acreditar la calidad del prestador de servicios, y que pueden ser, entre otros: I. Cuando en la descripción del servicio que se ampara se manifieste que se trata de una consulta médica, dental o cualquier otro término similar; y, II. Que quien expide el comprobante se ostente como profesional médico o cirujano dentista. Por tanto, si la autoridad demandada en el juicio contencioso administrativo sostiene que el contribuyente se condujo con dolo o falsedad al presentar los recibos de honorarios correspondientes, a ella compete probar ese hecho, pues es quien cuenta con los elementos necesarios para acreditarlo, al encontrarse en aptitud de recabar información en las diferentes instituciones gubernamentales, con la finalidad de saber si las personas mencionadas en aquellos documentos efectivamente tienen el carácter de médicos o cirujanos dentistas.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS ADMINISTRATIVA Y DE TRABAJO DEL DÉCIMO PRIMER CIRCUITO.

Revisión administrativa (Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo) 48/2014. Secretario de Hacienda y Crédito Público y otras. 12 de febrero de 2015. Unanimidad de votos. Ponente: Hugo Sahuer Hernández. Secretaria: Minerva Gutiérrez Pérez.

            Esperando que estas notas le sean de utilidad, aprovechamos la oportunidad para saludarle.

56 09 17 23