CONTAMOS CON UNA LISTA DE ANÁLISIS Y TEMAS FISCALES A LOS QUE PUEDES ENTRAR SIN NINGÚN CO$TO.

Sólo con REGISTRARTE podrás consultar estos documentos, compartirlos en redes sociales y recibir noticias de nuestros eventos.

¿Registro por Primera vez?

INDEMNIZACIÓN POR RIESGO DE TRABAJO, EN QUE CASOS ES EXENTA ESTA PERCEPCIÓN

Publicado el 11 May a las 13:27h

I. INTRODUCCIÓN

 Dentro de la Ley del Impuesto sobre la Renta, existen algunos ingresos exentos para las personas físicas, dentro de los que se encuentran las llamadas “Indemnizaciones por riesgos de Trabajo” que se encuentra estipulada en el artículo 109, fracción II de la Ley del Impuesto sobre la Renta vigente hasta el 31 de diciembre de 2013 y en el artículo 93, fracción III de la ley del Impuesto sobre la Renta Vigente, el propósito del presente artículo será dar a conocer los criterios más recientes que se han emitido para esta percepción.

 II. DESARROLLO

Para comenzar con nuestro desarrollo consideramos conveniente transcribir la disposición en análisis, tanto la que estuvo vigente hasta el 31 de diciembre de 2013 como la que actualmente lo esta:

 

Artículo 109. No se pagará el impuesto sobre la renta por la obtención de los siguientes ingresos:

 II. Las indemnizaciones por riesgos de trabajo o enfermedades, que se concedan de acuerdo con las leyes, por contratos colectivos de trabajo o por contratos Ley.

 

Artículo 93. No se pagará el impuesto sobre la renta por la obtención de los siguientes ingresos:

III.       Las indemnizaciones por riesgos de trabajo o enfermedades, que se concedan de acuerdo con las leyes, por contratos colectivos de trabajo o por contratos Ley.

 

Tal como se puede observar este ingreso es exento, sin embargo para saber si ésta exención tiene límite tenemos que acudir al último y penúltimo párrafo del artículo 109 para la Ley anterior y 93 para la Ley del Impuesto sobre la Renta Actual.

LISR Abrogada

 Art. 109

 (…)

 La exención aplicable a los ingresos obtenidos por concepto de prestaciones de previsión social selimitará cuando la suma de los ingresos por la prestación de servicios personales subordinados o aquellos que reciban, por parte de las sociedades cooperativas, los socios o miembros de las mismas y el monto de la exención exceda de una cantidad equivalente a siete veces el salario mínimo general del área geográfica del contribuyente, elevado al año; cuando dicha suma exceda de la cantidad citada, solamente se considerará como ingreso no sujeto al pago del impuesto un monto hasta de un salario mínimo general del área geográfica del contribuyente, elevado al año. Esta limitación en ningún caso deberá dar como resultado que la suma de los ingresos por la prestación de servicios personales subordinados o aquellos que reciban, por parte de las sociedades cooperativas, los socios o miembros de las mismas y el importe de la exención, sea inferior a siete veces el salario mínimo general del área geográfica del contribuyente, elevado al año.

Lo dispuesto en el párrafo anterior, no será aplicable tratándose de jubilaciones, pensiones, haberes de retiro, pensiones vitalicias, indemnizaciones por riesgos de trabajo o enfermedades, que se concedan de acuerdo con las leyes, contratos colectivos de trabajo o contratos ley, reembolsos de gastos médicos, dentales, hospitalarios y de funeral, concedidos de manera general de acuerdo con las leyes o contratos de trabajo, seguros de gastos médicos, seguros de vida y fondos de ahorro, siempre que se reúnan los requisitos establecidos en las fracciones XII y XXIII del artículo 31 de esta Ley, aun cuando quien otorgue dichas prestaciones de previsión social no sea contribuyente del impuesto establecido en esta Ley.

LISR Vigente

 Art. 93

 (…)

 La exención aplicable a los ingresos obtenidos por concepto de prestaciones de previsión social se limitará cuando la suma de los ingresos por la prestación de servicios personales subordinados o aquellos que reciban, por parte de las sociedades cooperativas, los socios o miembros de las mismas y el monto de la exención exceda de una cantidad equivalente a siete veces el salario mínimo general del área geográfica del contribuyente, elevado al año; cuando dicha suma exceda de la cantidad citada, solamente se considerará como ingreso no sujeto al pago del impuesto un monto hasta de un salario mínimo general del área geográfica del contribuyente, elevado al año. Esta limitación en ningún caso deberá dar como resultado que la suma de los ingresos por la prestación de servicios personales subordinados o aquellos que reciban, por parte de las sociedades cooperativas, los socios o miembros de las mismas y el importe de la exención, sea inferior a siete veces el salario mínimo general del área geográfica del contribuyente, elevado al año.

Lo dispuesto en el párrafo anterior, no será aplicable tratándose de jubilaciones, pensiones, haberes de retiro, pensiones vitalicias, indemnizaciones por riesgos de trabajo o enfermedades, que se concedan de acuerdo con las leyes, contratos colectivos de trabajo o contratos ley, reembolsos de gastos médicos, dentales, hospitalarios y de funeral, concedidos de manera general de acuerdo con las leyes o contratos de trabajo, seguros de gastos médicos, seguros de vida y fondos de ahorro, siempre que se reúnan los requisitos establecidos en las fracciones XI y XXI del artículo 27 de esta Ley, aun cuando quien otorgue dichas prestaciones de previsión social no sea contribuyente del impuesto establecido en esta Ley.

 Es claro que este tipo de ingreso es exento sin limitación alguna y por ello mismo ha sido causa de mucha polémica con las autoridades fiscales. De hecho desde el 14 de agosto de 2013, a través de la Tercera Modificación a la Resolución Miscelánea Fiscal, se modificó el anexo 3, referente a los Criterios No Viculativos a través del cual aparece por primera vez el Criterio 17/LISR referente a los Ingresos por indemnizaciones por riesgos de trabajo o enfermedades.

 Este criterio se ha mantenido y actualmente es visible en el decreto de fecha 30 de diciembre de 2014 donde se publica en el Diario Oficial de la Federación la Resolución Miscelánea Fiscal para 2015 en el que se incluyen los anexos 3 y 7. En esta publicación se modifica la nomenclatura y por tanto el criterio en estudio se identifica como 12/ISR/NV. Ingresos por indemnizaciones por riesgos de trabajo o enfermedades, que se transcribe a continuación:

 12/ISR/NV.   Ingresos por indemnizaciones por riesgos de trabajo o enfermedades

De conformidad con el artículo 93, fracción III de la Ley del ISR, no se pagará dicho impuesto por la obtención de indemnizaciones por riesgos de trabajo o enfermedades, que se concedan de acuerdo con las leyes, por contratos colectivos de trabajo o por contratos Ley.

En este sentido, se considera que es una práctica fiscal indebida:

  1. Omitir total o parcialmente el pago del ISR u obtener un beneficio en perjuicio del fisco federal, efectuando erogaciones como si se tratara de indemnizaciones por riesgo de trabajo o enfermedades, cuando las mismas realmente corresponden a salarios u otras prestaciones que deriven de una relación laboral.
  2. No considerar dichos salarios o prestaciones como ingresos por los que está obligado al pago del ISR.

III.  Deducir, para efectos del ISR, las erogaciones a que se refiere la fracción anterior sin cumplir con la obligación de retener y enterar el ISR correspondiente.

  1. Considerar como indemnizaciones por riesgo el pago de bonos por riesgos contingentes.
  2. Asesorar, aconsejar, prestar servicios o participar en la realización o la implementación de cualquiera de las prácticas anteriores.

 

 Una de las cuestiones importantes a destacar en el criterio No Vinculativo antes transcrito es la diferencia que hace la autoridad entre Indemnizaciones por Riesgo de Trabajo Vs Bonos por riesgos contingentes.

 Asimismo el Seguro Social ha publicado en su portal el Criterio Normativo 03/2014, a través del cual establece como debe ser el manejo en cuanto a integración salarial en caso de que los patrones paguen este concepto. A continuación se Transcribe:

 Criterio Normativo 03/2014

 Pagos a trabajadores registrados como indemnizaciones por enfermedades o accidentes de trabajo no acontecidos, integran el salario base de cotización de conformidad con el artículo 27, primer párrafo de la Ley del Seguro Social.

 

El artículo 27, primer párrafo de la Ley del Seguro Social establece que el salario base de cotización se integra con los pagos hechos en efectivo por cuota diaria, gratificaciones, percepciones, alimentación, habitación, primas, comisiones, prestaciones en especie y cualquier otra cantidad o prestación que se entregue al trabajador por su trabajo.

El Instituto Mexicano del Seguro Social ha detectado que diversos patrones realizan pagos a sus trabajadores y los registran en su contabilidad y en los recibos de nómina como indemnizaciones por riesgos de trabajo, sin que se haya presentado algún accidente o enfermedad de trabajo, tal y como lo establecen los artículos 473 y 483 de la Ley Federal del Trabajo para que sea procedente el pago de tales indemnizaciones.

Dichos pagos no son integrados al salario base de cotización, lo cual se considera una práctica indebida, ya que al tratarse de pagos por supuestos riesgos que no ocurrieron, en realidad se trata de pagos que se entregan a los trabajadores con motivo de su trabajo.

En términos del primer párrafo del citado artículo 27, se considera que dichos pagos deben integrar al salario base de cotización, en virtud de que resulta jurídica y materialmente imposible efectuar el pago de una indemnización por un accidente o enfermedad de trabajo que no se ha presentado y sin tener certeza de que ocurrirá, por lo que en dichos supuestos se trata de pagos que sí se entregan al trabajador con motivo de su trabajo.

Por lo anterior, las cantidades otorgadas a los trabajadores por concepto indemnizaciones por enfermedades o accidentes de trabajo no acontecidos deberán integrarse al salario base de cotización, en términos del primer párrafo del artículo 27 de la Ley del Seguro Social.

 

En este sentido el Seguro Social, deja claro que las cantidades otorgadas a los trabajadores por concepto indemnizaciones por enfermedades o accidentes de trabajo no acontecidos deberán integrarse al salario base de cotización, lo cual impactaría no solamente al salario base de cotización con el que se pagan las cuotas al IMSS, sino también al salario base de aportación con el que se pagan las cuotas al INFONAVIT.

 En la misma tesitura, a través de la Revista del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, de la Séptima Época, Año V, N. 45, en su página 232 correspondiente al mes de abril de 2015, se publicó tesis aislada derivado del Juicio Contencioso Administrativo Núm. 1445/14-15-01-4, Resuelto por la Sala Regional del Sureste del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, el 23 de enero de 2015, por unanimidad de votos, mismo que se transcribe a continuación:

 VII-CASR-SUE-11

IMPUESTO SOBRE LA RENTA.- CASO EN EL QUE NO SE ACTUALIZA LA EXENCIÓN DEL PAGO POR CONCEPTO DE INDEMNIZACIÓN POR RIESGO DE TRABAJO; PREVISTA EN LA FRACCIÓN II DEL ARTÍCULO 109 DE LA LEY RELATIVA (LEGISLACIÓN VIGENTE EN 2012).- El citado precepto legal establece que no se pagará el impuesto sobre la renta, cuando los ingresos correspondan a indemnizaciones por riesgos de trabajo o enfermedades, que se concedan de acuerdo con las leyes, contratos colectivos de trabajo o por contratos ley. Por su parte, conforme a los artículos 473, 474 y 475 de la Ley Federal del Trabajo, y 41, 42 y 43 de la Ley del Seguro Social, se entiende por riesgo de trabajo los accidentes y enfermedades a que están expuestos los trabajadores en ejercicio o con motivo del trabajo; entendiéndose por accidente de trabajo toda lesión orgánica o perturbación funcional, inmediata o posterior, o la muerte, producida repentinamente en ejercicio, o con motivo del trabajo, cualesquiera que sean el lugar y el tiempo en que se preste, incluyendo los accidentes que se produzcan al trasladarse el trabajador directamente de su domicilio al lugar del trabajo y de este a aquel; y, por enfermedad de trabajo todo estado patológico derivado de la acción continuada de una causa que tenga su origen o motivo en el trabajo o en el medio en que el trabajador se vea obligado a prestar sus servicios. En esa medida, para que se actualice la prerrogativa prevista en el aludido precepto 109, primeramente se debe acreditar que los ingresos obtenidos efectivamente pertenecen a indemnizaciones por riesgo de trabajo, pues no basta el simple registro en la contabilidad y su establecimiento en el contrato colectivo de trabajo, ya que dicho asiento contable debe estar soportado con la documentación correspondiente, en este caso, aquella que demuestre que los sujetos a los que les fue otorgada dicha remuneración sufrieron un riesgo de trabajo, de lo contrario, debe considerarse un ingreso por la prestación de servicios personal subordinado para efectos de la Ley del Impuesto sobre la Renta vigente en 2012; ingresos que el contribuyente, en su carácter de retenedor, se encuentra obligado a retener y enterar por dicho impuesto, por ende, es insuficiente el contrato colectivo de trabajo para acreditar que los ingresos obtenidos corresponden a indemnizaciones por concepto de riesgo de trabajo, en el que se hace constar que los trabajadores que sufran un riesgo de trabajo tendrán derecho a una indemnización.

De lo anterior se desprende que también para la Sala del TFJFA que resolvió el tema en análisis considera que no basta el simple registro en la contabilidad y su establecimiento en el contrato colectivo de trabajo, para considerarse como ingreso exento sino que se debe demostrar que los sujetos a los que les fue otorgada dicha remuneración sufrieron un riesgo de trabajo.

III. CONCLUSIONES 

  • Es importante diferenciar entre Indemnizaciones por Riesgo de Trabajo Vs Bonos por riesgos contingentes.
  • Tanto el Seguro Social como el TFJFA consideran que para considerarse como ingreso exento se debe demostrar que los sujetos a los que les fue otorgada dicha remuneración sufrieron un riesgo de trabajo.
  • Por tanto es recomendable que para el uso de esta percepción se tomen en consideración los criterios que las autoridades han emitido para que pueda considerarse como un ingreso exento.

 Baja el Artículo Completo dando clic aqui

56 09 17 23